Cabecera de www.EnVivoSexo.net El mejor Sexo en Vivo de la red

 

MagumTarot.com
Tarot por VideoChat
Chicas Webcams
Cam Cibersexo
Tias con Polla
Webcams de Transexuales
Webcam Travestis
Directorio Web de Empresas
Directorio Sexo Adultos
Chicas con Rabo
Directorio Links Sexo
Directorios Empresas
Directory Web Links
Tiradas de Tarot
Webcam Transexuales
Horoscopo Tarot
Lectura Cartas Tarot
Cam Sexo Gay
Cibersexo Gay
Cibersexo Gays
Sexo con Transexuales
Mujeres con Pollas
Chicas Escorts Españolas


Información Legal y Condiciones

QUIERES PRACTICAR SEXO CON LAS MEJORES TRANSEXUALES Y TRAVESTIS DE INTERNET A TRAVES DE SUS WEBCAM EN VIVO?

 

QUIERES PUBLICAR EN WWW.ENVIVOSEXO.NET TU RELATO ERÓTICO?

Mi morbosa historia comenzó cuando conocí en el videochat erotico de www.envivosexo.net a una chica fantástica, que utilizaba el nick de Rocio. Desde el comienzo practicabamos cibersexo y entablamos muy buena amistad, aunque fuese a traves de la camara, pero pesar de que lo unico que yo buscaba era cibersexo, me di cuenta en seguida de que era una chica muy muy especial, y pasábamos horas hablando en el chat, pero luego por circunstancias que no vienen al caso, yo desaparecí de los chat de sexo en vivo, estuve un tiempo sin saber de ella y ella de mi.

A mi regreso a la misma pagina web, empezamos a hablar y chatear de nuevo, y aparte de disfrutar de su impresionante culo o de sus tetas, hablabamos de nuestros gustos en cuanto a la lectura, yo le hable de algo que me gustaba muchísimo, que eran los relatos eróticos, cuando se lo comente, ella me dijo que a ella también le gustaban muchísimo, así que le pase unas direcciones para que viera algunos de esos relatos y que me diera su opinión sobre ellos, ya que ella era una de estas chicas amateur. Cuando empezamos a leer esos relatos juntos, no lo puedo negar, sentí una excitación enorme al pensar que ella se podía excitar tanto como yo mientras los leía, y que ella soñaria con mi polla y mi sexo potente igual que yo con sus nalgas y sus pechos de escandalo, y descubrí como una experiencia alucinante que a través de una maquina me pudiera excitar como lo hacia cuando tenia cibersexo en vivo con Rocio. Continué excitándola, le hablaba de cómo la acariciaba, como la besaba, era algo realmente excitante, ella me hablaba de sus pechos y me los enseñaba, mmmmmmmm, era la locura, ella en ese momento empezó a decirme, que estaba mojadísima y que había empezado a masturbarse, mmmmmmmmm, eso me subió al cielo y mi pene quería reventar mi pantalón, estábamos como locos, en ese momento ella me dijo que si en ese momento estuviera hay junto a ella me iba a enterar lo que era realmente una mujer con sexo en vivo, mmmmmmm, que pensase que era una zorra, una puta o lo que fuese, pero una loba en celo, así que no lo dude, le dije que estaba muy cerca ya que por razones de trabajo, yo me encontraba en Madrid y sin decirle nada me había conectado desde un cibercafe, ufffff, ella no lo dudo me dio su dirección y me dijo que me fuera para su casa, que estaba sola chateando sin sus compañeras de piso y que teníamos toda la tarde para hacer lo que quisiéramos, no lo dude, salí del cibercafe y me puse de camino a su casa...

Cuando llegue a su casa, observe que la puerta estaba entreabierta, sin decir nada, pase a la casa y cerré la puerta, ya dentro la llamé, ella me dijo que estaba en la planta superior y que me estaba esperando, subí los escalones de dos en dos, estaba como loco, era la primera vez que nos íbamos a ver en persona, en vivo, y la situación era de los mas excitante. Cuando entre en su habitación, ahi estaba ella solo vestida con la ropa interior, que hacia unos momentos había visto por la webcam, uffff, la imagen era la locura, ella estaba leyendo uno de los relatos eróticos que tanto disfrutábamos los dos, sus piernas totalmente abiertas y una de sus manos apartaba un poco su negro tanga y con la otra se estaba masturbando, ufffff, la imagen que tenia ante mi era la locura, mi polla quería salir de esa prisión que era mi ropa. No lo dude, me acerque a ella y dejamos volar nuestros deseos, la bese en los labios con pasión, ella me respondió igual, sus labios eran exquisitos, ella mordía mis labios, la sensación dolor- placer era exquisita, por un momento me aparte de ella quería ver y disfrutar de ese cuerpo que tanto estaba deseando, ese sexo mas en vivo que nunca, sus pechos eran grandes, pero firmes, eran preciosos, sus piernas largas de piel tersa, realmente estaba ante una mujer bellísima y no estaba dispuesto a que ni ella ni yo perdiéramos la oportunidad de disfrutar de un momento como ese. Ella se levantó de la silla donde estaba, yo me acerque por detrás, empecé a besarla en el cuello, pasaba mis labios por su cuello, sentía como se estremecía de placer, pasaba de su cuello a su orejita con mis labios, notaba que lo que estaba haciéndole le gustaba, así que seguí explorando su bello cuerpo, pase una de mis manos a través de su cintura y la fui subiendo hasta sus pechos, Dios mío, que pechos!!!, para ese momento ella estaba totalmente desnuda, sus pechos estaban entre mis manos, como disfrutaba de ese masajeo que le estaba haciendo, sentía sus pezones, como se iban poniendo duros entre mis dedos, yo seguía vestido, ella podía sentir mi pene en su espalda, que estaba que iba a explotar, ella se dio la vuelta y empezó a desabrochar mi camisa, lo hacia despacio sin dejar de besar mis labios, lo hacia de una forma realmente erótica, me tenia a mil, cuando termino de desabrocharla la tiro al suelo y comenzó a besar mi pecho lo hacia con suavidad, me besaba mis pezones, me tenia como loco, yo la aparte un momento y baje a sus pechos, ahora era yo quien quería disfrutar de esos pechos, los tome entre mis manos, y acerque mis labios a ellos, los empecé a chupar con ardor, como si quiera devorarlos, el placer era indescriptible, los dos gemíamos de placer, yo jugaba con mi lengua en sus pezones, eran exquisitos, sus sabor, su olor, uffff, era el cielo.

Ella se aparto de mi y se agacho ante mi, y empezó a desabrochar mi pantalón, primero mi cinturón, luego los pantalones y así hasta bajármelos hasta los tobillos, en ese momento ella pudo observar el tamaño de mi pene, que quería escapar como fuera de mi boxer, ella de un tirón me lo aparto y mi polla quedo ante ella dura, muy dura, y por la punta de mi pene salían unas gotas de liquido, que demostraba lo sumamente excitado que estaba, ella me miro a los ojos y muy despacio fue acercando sus labios a mi pene, Dioooossssss, que boca, que labios!!!!!, ella empezó a mamar mi pene poco a poco, chupaba la cabeza, como si un helado se tratara, una sensación de placer recorría en ese momento todo mi cuerpo, y poco a poco ella se lo fue metiendo en su boca, ufffff, podía sentir la humedad y el calor de su boca, alrededor de mi pene, comenzó un mete y saca fantástico, con una de sus manos me acariciaba los testículos, yo estaba tan sumamente excitado por la situación de ver a mi amiga haciéndome esa enorme mamada, que sentí que estaba a punto de correrme, así se lo hice saber pero ella lejos de apartarse de mi aumento el ritmo de la mamada, era increíble, me estaba haciendo la mejor mamada que jamás me habían echo, no pude mas, me aparte un poco ella saco mi pene de su boca, y hay me fui a correr, ella comenzó de nuevo a chupar mi pene, no dejaba que ni una gota de mi semen se escapara de entre sus labios, era increíble, además de ser una chica bellísima, era muy erótica y estaba tan excitada que me acababa de llevar al mismo cielo.

Ella se levanto, me tomo de la mano y me llevo a cerca de su cama, no lo dude, ahora le tocaba a ella disfrutar del sexo en vivo como yo lo había hecho. La tumbe en la cama, le pedí que abriera sus piernas, y ante mi quedo su sexo, mmmmmm, me acerque besando sus piernas, despacio, suavemente hasta llegar a su sexo, estaba muy mojado, su sabor era exquisito, empecé a besarlo con pasión, pasaba mi lengua de arriba abajo sin parar, me detenía en su clítoris, y lo chupaba con avidez, lo mordía suavemente, ella se estremecía de placer, podía sentir como los jugos de su vagina entraban en mi boca, su sabor era delicioso, yo me aparte para besar sus piernas, pero ella me tomo por la cabeza y me devolvió a su vagina, quería que siguiera chupandola, y así lo hice, seguí chupando su vagina, introducía mi lengua hasta lo mas profundo de ella, empecé a notar que estaba a punto de correrse, así que tome su clítoris entre mis labios y empecé a chuparlo rápido, lo que hizo que estallara en un orgasmo tremendo en mi boca, fue increíble, para ese momento mi pene estaba de nuevo en pleno esplendor, totalmente duro y deseoso de entrar en esa húmeda y caliente cueva que era su vagina.

Ella se incorporo de la cama y me empujo, yo quede sobre la cama, mi pene totalmente erecto, ella se puso sobre mí, empezo a rozar su vagina húmeda sobre mi pecho, eso me excito aun más, fue bajando, hasta quedar sobre mi pene, podía sentir como su vagina mojaba mi pene, ella tomo mi sexo, y de un solo golpe se lo introdujo hasta lo mas profundo de su vagina, los dos soltamos un gemido de placer, ella empezó a cabalgar sobre mi, en la habitación solo se oían nuestros gemidos y el excitante sonido que hacían mis testículos al chocar con su trasero. Mi amiga no paraba de moverse sobre mí, yo le acariciaba sus pechos, la imagen era de lo más caliente, ella arqueaba su cuerpo hacia atrás para que mi pene le llegara a lo más profundo de su vagina, en ese momento le pedí que parara un momento, sin sacar mi pene de su vagina me fui incorporando, la tome por la espalda, sus piernas rodeaban mi cintura, para que mi pene no saliera de esa húmeda cueva que era su vagina, en esta postura nos levantamos de la cama, la lleve contra la pared y ahora me tocaba a mi, empecé a bombear con fuerza, mi pene se introducía hasta lo mas profundo de su vagina, ella me mordía los labios llevada por su excitación, yo movía mis caderas sin parar, la penetraba con fuerza, hasta el fondo de su vagina, mis testículos chocaban contra su trasero, la postura era súper erótica, ella ya había tenido un par de orgasmos mas, y yo estaba a punto de llegar a otro mas, así que le pedí que volviéramos a la cama y que se pusiera de espaldas a mí, apoyada en sus manos y sus rodillas, ella acepto, se puso en esa postura al filo de la cama, ante mi quedo su vagina, totalmente mojada por sus orgasmos, me acerque a ella, y la comencé a penetrar poco a poco hasta introducirla totalmente, luego se la volví a sacar completamente, esto se lo estuve repitiendo varias veces, yo sentía como le gustaba lo que le estaba haciendo, cuando sentí que estaba a punto de llegar al orgasmo, empecé a aumentar el ritmo de mis caderas, ahora no sacaba mi pene de su exquisita vagina, mi ritmo fue aumentando, cada vez mas, nuestra excitación estaba al máximo, los dos estábamos a punto de explotar en un enorme orgasmo, ella también movía su cuerpo hacia mi pene, para que este la profundizara aun más, seguimos en esta posición hasta que ella llego a un tremendo orgasmo que impregno mis piernas de sus jugos, y en ese momento explote yo en otro enorme orgasmo, antes de llegar al orgasmo yo me había retirado de su vagina, así que mi semen se esparció por su espalda y su trasero, Dios mioooo!!!!!, acabábamos de tener un orgasmo impresionante. Después de esta increíble sesión de sexo, los dos quedamos rendidos, nos duchamos y volvimos a la cama donde los dos quedamos profundamente dormidos...

Cibersexo real

Creo que todo comenzo como un juego, ya que yo me encontraba algo aburrido en mi apartamento, otro fin de semana sin tener con quien salir, por lo que decidi meterme en el videochat de www.envivosexo.net . Usé mi nombre verdadero, hasta que salió una chica que estaba buenisima que se llamaba Janna, y tras estar un buen rato chateando con ella, me mostro como se encontraba aburrida y desnuda en su cama, tocandose su coño rasurado y no se que otro monton de cosas mas delante de su webcam, por lo que termine masturbandome, mientras que ella me seguia diciendo las cosas que estaba haciendo y me las mostraba mas y mas cerca desde su cama y desde su cam, pero que para mi mala suerte vivía en otro país.

Yo estaba de lo más contento con ese contacto, hasta que al comentárselo a un amigo, me dijo: eso suena bastante morboso, pero ¿no crees que te está enganchando una puta y que te encanta chatear con una zorra? Ten cuidado con quien uno chatea. Lo cierto que su pregunta me dejó pensando bastante, y cuando volví a contactar a mi supuesta amiga, me convenció de que había algo más delante de la cámara, no era la típica guarra morbosa para cibersexo.

Yo seguí usando el videochat, hasta que a los pocos días, por joder o pasar el rato, decidí entrar a un chat común como si fuera una mujer, y de inmediato un sinfín de tíos me buscaron conversación, mientras que yo me divertía diciéndoles un montón de tonterías y cosas guarras. Que si estoy desnuda en mi cama, acariciando mi coño, como quisiera que estuvieras a mi lado… En fin, un montón de mentiras típicas de los chats fuera de las páginas dedicadas a ello, aunque de vez en cuando salía uno que otro pidiendo cámara, a los que desconectaba.

Así me la pasaba la mayor parte del tiempo, jodiendo, hasta que se me ocurrió que si me ponía algo femenino encima, con poca luz podría engañar a cualquiera. A principio, únicamente me puse un vestido de mi madre, que había dejado en mi apartamento, la última vez que me había venido a pasar unos días a la ciudad. Desde luego que no mostraba mi rostro, y lo más que me había programado hacer era meter una de mis manos bajo la falda, como si estuviera dándole dedo a mí supuesto coño. Como era de esperar, un sinfín de tipos, me pedían que les diera cámara, y deseosos de chatear con una zorra y sus calientes comentarios, en más de una ocasión hicieron que terminase tumbando la señal, para masturbarme. Pero como lo mismo siempre aburre, un día que regresaba de trabajar, entré a una tienda de ropa femenina, y con la falsa excusa, de que a mi hermana gemela, le habían robado sus maletas, recibí la ayuda de las vendedoras, porque hasta esos momentos ignoraba muchas cosas, tanto sobre la talla de los vestidos como hasta el simple nombre de una marca. Esa noche, al prepararme para seguir divirtiéndome, me doy cuenta de que aunque soy algo lampiño, tengo algo de vellos en las axilas. Por lo que sin pensarlo mucho terminé rasurándome por todo mi cuerpo, incluso hasta mis bolas.

Cuando ya nuevamente frente a la cámara me pidieron que les dejase ver algo, me quité el vestido, quedando supuestamente en panti y brasier de esos que son como una faja y sostén juntos, al pedirme algo más, ocasionalmente les mostraba partes de mis nalgas, y hasta mis pequeños pechos, cosa que vuelve como locos a mis contactos. Hasta que uno de esos contactos, me pidió encarecidamente, por lo que yo más quisiera, que le dejase ver mi coño. Fue cuando se me ocurrió, ocultar mi miembro entre mis piernas, y colocar la cámara de frente. No es por nada pero cuando me lo pongo de esa manera, y sabiendo cómo colocar las piernas, realmente parece un verdadero coño completamente depilado.

Para mi sorpresa, un dia entró en el chat una tal Janna, al principio ese nombre me resultaba familiar pero fua cuando me vio que se acordó de nuestras largas conversaciones en www.envivosexo.net y reconoció que cuando dejaba de trabajar haciendo cibersexo en esta web se metia en chats para disfrutar como una loca con lesbianas... el sexo con tias le encantaba y en mi volvio a encontrar algo diferente, un tio que le habia gustado como era yo por la enorme polla que tengo y mis conversaciones interesantes, pero ahora vestido de mujer. Asi que la tuve enganchada varias semanas y le daba un morbo tremendo, de forma que hasta casi dejo de trabajar por chatear mas conmigo. Ahora el que actuaba de puta y de guarra era yo, y ya comprendi que a pesar de lo que dijese mi amigo realmente puede disfrutar con el cibersexo y el sexo en vivo incluso la que trabaja para el. En la ultima conversacion que tuvimos me reconocio que no queria engancharse mas y que disfrutasemos el ultimo dia, y quedo como una experiencia muy gratificante y morbosa en mi vida.

 

 






 

Una mujer madura pero morbosa

Todo comenzó un domingo por la noche, cuando me encontraba aburrido y sin sueño, ya que al haber salido de fiesta el sábado anterior, me había despertado muy tarde. Así que visité la página www.envivosexo.net como de costumbre. Visitando a algunas chicas espectaculares, una de ellas me dijo que era muy guapo, que de dónde salía un tio tan bueno. Yo me lo tomé de forma cómica porque no me considero un chico guapo, sino mas bien del montón. Era una mujer de 34 años del otro lado del charco, y viendo que esa mujer me doblaba casi la edad, me sorprendí pero más que nada porque no los aparentaba ni mucho menos, parecía tener unos 20 años. Qué morbo daba!!!

Decidí contestarle a través del videochat dándole las gracias por los piropos que me mandaba y su siguiente paso fue pidiéndome que mañana accediese de nuevo, que le había gustado mucho mi compañía. Yo accedí un tanto nervioso. Efectivamente, al dia siguiente hablamos un poco de nuestras vidas y me dijo que se había separado hace 4 años y que tenía un hijo con 10. Mientras yo seguía sin creerme lo que me estaba pasando, con la cam que otra vez yo tenía instalada para que también ella pudiese mirarme. Aquella mujer llamada Azucena. A esto que a pesar de que ya era tarde, me llama mi novia, empecé a ponerme muy nervioso porque estaba poniendo la cam a una mujer y no quería que me reconociese hablando por teléfono, así que le pedí que por favor esperara un poco que tenía que hablar por el móvil, y tras unos 20 minutos volví al portal de sexo adulto con los nervios cada vez más apoderados de mi cuerpo.

Esta vez no se desconectó si no que seguía ahí esperando, por fin llegó el momento y conectamos la cam. Una vez más volví a admirarme porque parecía aún mucho más joven, a no ser que por la camara estubiese más favorecida. Al mismo tiempo no dejaba de piropearme, me decía que era muy guapo, que tenía unos labios muy bonitos y yo no dejaba de darle las gracias. Siguió diciéndome cosas hasta que escribió:
- Un beso tuyo tiene que ser....

Mis nervios no podían más. Me temblaban algo los dedos pero me decidí le pregunté: “Te gustan jóvenes?”, a lo que ella respondió que tenía un espíritu joven y que por qué no? Me gustó su respuesta y seguimos hablando. Ella se mostraba más activa que yo, se movía más de su silla y dejaba ver un escote espectacular, tenía los pechos grandes y perfectamente colocados. Yo estaba empezando a cambiar mis nervios por una sensación de excitación, y haciéndome el disimulado le pregunté:
- Que tiempo hace por allí?
- Por acá hace calor....
- Ya veo, es que te veo vestida veraniega, y enseñando escote.

Al leer esto soltó una sonrisa picarona y pasó las manos por su escote....
- Te gusta? – Me preguntó.
- Claro que sí, tienes unos pechos preciosos. – Le respondí.

Acto seguido decidió levantar su camiseta y mostrarme su sujetador, y como si fuese la primera vez que llegaba tan lejos con una mujer al otro lado de la cam, mi pene empezó a erguirse al ver esos pechos tan bonitos. Me sugirió que ahora era mi turno. Accedí y me levanté enseñando mi cuerpo, me pidió que levantara mi camiseta y así lo hice, me dijo que estaba riquísimo. Hice el amago de bajarme el pantalón enseñando mi vello púbico, a lo que soltó una risa. Me volví a poner la camiseta y me senté de nuevo. Me dijo que le había gustado mucho y cada vez más decidido le dije:
- Bueno ya no me enseñas más nada? Yo he hecho topless y tú no

Volvió a reírse y con una mirada de película porno se volvió a levantar la camiseta y acto seguido se echó las manos hacia atrás y se desabrochó su sujetador negro. Parecía muy decidida y lo hizo todo muy rápidamente, yo estaba muy atónito observando a través de su cámara los preciosos pechos de esa mujer que por edad podría ser casi mi madre pero que por apariencia podía ser una compañera de clase.

Era blanquita de piel y tenía los pezones grandes y rosados, era un gusto estar viendo aquello. Sin que yo me diera cuenta se quitó su pantalón. Bajó su webcam y me enseñó sus braguitas tipo short tambien negras, qué delicia era estar viendo aquello. De repente bajó su mano hacia su braguita e hizo lo que yo mismo había hecho antes, el amago de bajárselos dejando entre ver su vello púbico, del que sólo tenía una matita encima de su conejito, igual que mi novia Laura, lo cual me puso cachondísimo. Mi pene no pudo aguantar más y me empalmé de manera brutal.
- Quieres ver lo que has conseguido? – Le dije.

Me levanté y le enseñé mi paquete, en el que se podía distinguir mi polla totalmente empalmada porque tenía un pantalón fino de pijama. Ella puso cara de querer comérselo y empezó a tocarse por encima de sus braguitas, yo hice lo mismo y ella dio el primer paso: Se desnudó por completo y me mostraba una imagen de su cuerpo y de su rajita en primer plano. No dejaba de tocarse y yo viendo esto me desnudé rápidamente saliéndome de la honda de la webcam, y lentamente volví a entrar en la imagen desnudo. Giré la webcam para que enfocara sólo mi pene totalmente erecto y apunto de explotar.

Azucena hizo gala de su experiencia y me estaba brindando toda una escena XXX de película en vivo y en directo. Con una mano abría y acariciaba su rosado chocho. Recorriendo con mi mirada su plano vientre llegaba hasta sus voluptuosos pechos, sobre uno de ellos caía su pelo azabache liso y el otro se lo acariciaba con la otra mano y se lo agarraba para lamerse el pezón, dedicándome una sensual mirada con sus ojos negros que me tenían hipnotizado.

Yo agarré mi miembro y comencé a masturbarme delante de la webcam, primero lentamente y poco a poco acelerando el ritmo pero no muy rápido para que la imagen no distorsionara. Mientras alternaba la velocidad de mi masturbación y la postura de mi pene, mostrándola de varias maneras; de lado, de frente para que pudiera ver bien mi glande, etc, ella me respondía enfocándose la boca y haciendo como si me la chupara. Qué lengua tenía aquella mujer. Eso era verdadero sexo en vivo.

Chateabamos y decíamos guarradas de todo tipo y ella me pedía mi leche. No pude contenerme más y mientras ella introducía dos deditos en su vagina con una pierna levantada, yo puse mi mano y enfoqué bien mi cam para que viese como me corría sobre mi palma descargando tal cantidad de semen que sobrepasé mi mano y cayó leche sobre mis pantalones y a la silla, e incluso sobre la camara. Ella quedó atónita al ver tal cantidad de leche y hacía como si se hubiese derramado sobre su cara, acariciándosela y luego llevándose la mano a la boca.

Yo estaba exhausto y no daba crédito a lo que acababa de pasar. Ambos nos dijimos que nos había parecido increíble. Me soltó cariñosamente un “me gustas” al que yo no respondí. Ella se dio cuenta de que debido a nuestra diferencia de edad y la distancia que nos separa no íbamos a llegar nunca a nada y me dijo lo siguiente:
- Aunque sé que nunca llegaremos a nada, me gustas mucho y quiero seguir haciendo esto siempre que podamos.

Yo no lo dudé un momento y le respondí que así sería. Tras despedirnos tirándonos besos morbosos por la cam, nos fuimos ambos a dormir. Me masturbé otra vez pensando en lo que me acababa de pasar y ya me encontró el sueño. Nunca había entendido a las personas que practicaban cibersexo en vivo, pero ahora espero tenerlo a menudo porque considero que es algo muy satisfactorio. Se lo propondré a mi novia a ver si ella accede tambien a tenerlo. Este fin de semana mi novia Laura viene a visitarme así que espero poder desatar toda la excitación que voy a tener dentro estos días recordando esta morbosa historia sexual.

 

 

Index de www.EnVivoSexo.net El mejor Sexo en Vivo de la red Links de www.EnVivoSexo.net El mejor Sexo en Vivo de la red Contacto de www.EnVivoSexo.net El mejor Sexo en Vivo de la red